lunes, 8 de junio de 2015

WE ARE STILL HERE (2015)


  Más de treinta años nos separa de clásicos de casa encantada como Al final de la escalera, sin embargo, el cine de terror parece sentir cierta añoranza a un clásico a la vieja usanza, o al menos eso es lo que finge expresarnos este título, un ya maduro matrimonio se muda a una nueva casa con el fin de superar la pérdida de la muerte de su hijo. A pocas horas de instalarse, ya sienten que ahi una presencia entre ellos y rápidamente creen que se trata de Bobby, el hijo perdido.
  

  We are still here son de estas películas que podrían partirse en dos y cada una expresa un género diferente, si la primera parte del film es sutil, inquietante, perturbador con siluetas y sombras a las espaldas de los protagonista, un terror cercano, realista y adaptable a quienes viven en una casa con presencias... Sin embargo, más tarde, la película gira a algo más brutal, sanguinario y.. típico... la clásica historia de secreto enterrado o silenciado que causa estragos...

  Estamos ante una película con interesantes componentes, ese aroma a película setentera sin dejar claro si la historia se ubica en esa época o se une a la reciente moda de basar una historia en la actualidad pero perfumarla con aires de otra época (véase The Guest con aroma ochentero), en contraposición tenemos al matrimonio Sacchetti, que podrían pasar a la historia del cine de terror como la pareja más insulsa, poco interesante y sin carisma. Es obvio que son personajes que no pasan por su mejor momento pero la decisión de quién ser los protagonistas de una historia es a mi parecer un elemento muy importante, vital y esta pareja no tienen ninguna cosa interesante, imposible empatizar con ellos. Afortunadamente, otro matrimonio amigo de ellos se une a mitad de película a la historia y son algo más entretenidos, o al menos ella... Otro punto a desfavor, aunque tal vez inevitable, es el bajo presupuesto de la película que hace que los efectos especiales no sean muy buenos en algunas secuencias y eso haga que te salgas de la historia, pienses que es una película y además de serie B. La película da la sensación de pasar poco en mucho tiempo, como si concluyese con más cosas por saber que las contadas o incluso como si hubiese sido una idea buena para un capítulo procedimental en alguna serie de misterio como la ahora resucitada Expediente X. Aún asi, he encontrado cosas interesantes en esta película y, si bien es totalmente prescindible, quien la vea es probable que la acabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada