domingo, 28 de junio de 2015

CREEP (2014)


  Creep es uno de esos productos que dividen claramente las opiniones en dos, bien diferenciadas cual buen hachazo. Habrá quienes les parezca una auténtica tomadura de pelo y otros que valoren la película tras su cierre como algo interesante, artístico, reflexivo y, haciendo honor a su nombre, muy creepy. No estamos ante una película de terror convencional, incluso puede que ni siquiera sea una película de terror, pero existe terror, aquel que uno contempla en su mente mientras la visiona y, sobre todo, con un final estremecedor. Situaremos esta película dentro del terror psicológico, aquel que explora nuestros miedos más innatos y esos que pueden provenir de nosotros mismos, siendo más específicos de la mente, esa gran desconocida. La película es muy mental, así como los escasos personajes que se nos presenta y los cuales mediante grandes conversaciones vamos adentrando en ellos, casi en sus cabezas y es ahí donde sentiremos el miedo.

  Otro de los posibles desalientos para un aficionado al terror al ponerse con "Creep" sea el plano subjetivo, esa ya tan trillada técnica de mockumentary que tan de moda puso La bruja de blair y que me atrevería a decir que pocas películas como esta vuelven a hacerlo justificable. El hecho de que exista una cámara, de que esté integrada en la historia y que forma parte del viaje del espectador en esta historia la hace indispensable y cómplice de ese misterio y desconcierto que plantea esta película desde su inicio. En mi caso, el hecho de que esté protagonizada por Mark Duplass ya fue un sinónimo de producto interesante después de haber saboreado su serie Togetherness donde él mismo la protagonizaba y exponía a modo de sátira personajes completamente aislados y perdidos. Este actor polivalente que también vimos en Seguridad no garantizada, ópera prima de Colin Trevorrow que de ahí pasó a dirigir nada más y nada menos que el éxitoso regreso de los dinosaurios al cine, Jurassic World.

  Creep produce un escalofrío, nos hace reflexionar sobre ese otro tipo de terror, más cercano, más real, más a la vuelta de la esquina y que, casi por accidente, puede coincidir contigo y desembocar en lo que en esta película nos expone no sin antes juguetear con nosotros, crear mucho misterio y desconocer casi hasta sus minutos finales de qué va esta película... enigmática sin duda...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada